HITOS DE MI ESCALERA (55)

El año 1998 y el siguiente, 1999, tendrían lugar dos hechos “tecnológicos” que supondrían un impacto invaluable en mi vida personal. El primero, sería la compra de mi primer ordenador portátil (un Toshiba Satellite 300 CDS, de 12″ de pantalla). El segundo, mucho más importante por sus consecuencias directas, la instalación, aprendizaje y uso de la primera línea fija de…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (53)

Recuerdo bien la felicidad de mis primeros tiempos en Avilés, recién llegado de León en el 92, por tener un piso para mí solo, y de tipo familiar, con más habitaciones de las necesarias para una persona, que me habían permitido asentar mi siempre creciente biblioteca y albergar una zona donde poder revelar fotos, una de mis reivindicaciones clave de…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (50)

El año 92 tuvieron lugar en España dos acontecimientos notables, de gran repercusión y trascendencia: la Exposición Universal de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona. Desde el punto de vista de los españoles de entonces, ambas citas supusieron una “puesta de largo” de la modernidad de España, que se encaramaba, y con éxito -aunque con muchos matices-, a los…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (49)

El 23 de septiembre del 91 dio comienzo una aventura muy curiosa en mi devenir: publiqué durante todo un curso académico, y con periodicidad semanal, una columna en El Diario de León, dentro del suplemento de educación “Aula Magna”, que editaba ese periódico. No llegué a esa fórmula porque mi fama de periodista universitario hubiera trascendido fronteras, ni porque las…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (48)

Poco antes de que comenzara mi segundo curso docente, en el verano del 91 tuvo lugar un episodio que, objetivamente, nadie consideraría digno de figurar en estos Hitos. Pero he de decir que para mí resultó capital por sus consecuencias en mi forma de entender la vida, cómo invertir tiempo en las cosas esenciales y el modo de no perderlo…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (47)

En la vida hay épocas en las que todo se vuelve lento, cadencioso, aburrido incluso. También hay momentos en los que todo se acelera, y el tiempo, que dura en esencia lo mismo, parece dilatarse y caben en su interior muchas más cosas, más actividades, más pensamientos, más cambios. Mi primer curso de docente fue de estos períodos frenéticos en…

Leer más

HITOS DE MI ESCALERA (46)

En el año 91, cuando aún no había terminado el primer curso de mi devenir profesoral, sólo había salido de España cuatro veces: la primera, a París, por el paso del Ecuador de la carrera; la segunda, con mis amigos de Campus, a la Bretaña francesa; la tercera con mi pareja de entonces, a Lisboa; la última, a París-Bruselas-Amsterdam, en…

Leer más