LA YEGUA DEL MERENDERO

LA YEGUA DEL MERENDERO

La yegua no nos tenía miedo ninguno. Se la notaba acostumbrada a la presencia de humanos. Con todo, no dejaba de mirarnos de reojo, a cada poco. Puro instinto, supongo. Como estaba muy limpia y parecía sana, nos acercamos, a ver si éramos capaces de acariciarla. Y, sí, nos permitió acercarnos, y cuando le dimos la mano para que la…

Leer más

DIÁLOGOS DE PADRES E HIJOS

DIÁLOGOS DE PADRES E HIJOS

—Te lo tengo dicho, cielo, no te asomes tanto al borde, que ya sabes lo que puede pasar, que hace unos meses, perdimos a tu hermano mayor por una tontería parecida; además, ahí abajo no hay nada que te convenga, sólo hay hierba (que aún no comes), un sendero (por el que no circulamos) y humanos, como ésos de ahí…

Leer más

COITO QUELONIO

COITO QUELONIO

La escena estaba de lo más pacífica. Era un rincón más bien apartado del magnífico zoo de La Palmyre. Varias tortugas de diferentes especies se entretenían con su desayuno, que incluía sobre todo lechugas y zanahorias. Se hallaban desperdigadas en un espacio bastante amplio para lo que se les suele asignar a estos animales. Si bien es cierto que esta…

Leer más

BELLEZA EN LA RUTINA

BELLEZA EN LA RUTINA

El hombre piensa: Bueno, aquí estamos de nuevo al inicio de la temporada, con el sol de todos los veranos, como ayer mismo, como anteayer, con distinta gente, iguales gradas llenas, la misma expectación, iguales caras de asombro, idéntica tarifa incluida en el paquete, la misma locución inicial, igual expectación y tensión previas, con la teatral citación hacia el animal,…

Leer más

LA MIRADA DEL FLAMENCO

LA MIRADA DEL FLAMENCO

Se agrupan por centenares, a veces miles, pues son animales gregarios, comunitarios, de grandes bandadas. Pero cuando se aparean, buscan alcanzar alguna intimidad. En un parque con visitas turísticas eso se antoja bien difícil; las riadas de curiosos que desean ver un remedo de lo que se da en estado salvaje son incesantes a lo largo del día. Por eso,…

Leer más